Hoy es un día especial

Día de la TierraEl día 22 de abril se viene celebrando desde los años 70 el Día de la Tierra.

Como muchos de los “días de…” me imagino que se crean con fines de reflexión y protección sobre el asunto o el tema en cuestión.

Ojalá no hiciera falta crear conciencia sobre estos temas, porque, como decía en otro post relativo a otro “día de…”, que existan estos días me hace pensar que no se le da la importancia que se merecen.

PachamamaLa tierra, la pachamama, es nuestro hogar, nuestra madre; nos acoge, nos protege, nos alimenta y nos sustenta en nuestro camino por ella. ¿Acaso se merece sólo un día de conmemoración? ¿Acaso es justo que la cuidemos sólo en momentos puntuales? ¿O cuando vemos que se ha enfermado mucho? ¿Cuando nos asustamos porque, de seguir así, seremos nosotros también los que nos contaminemos junto a ella?

El respeto y el cuidado por nuestra madre tierra se debe enseñar a toda la humanidad en su estado más inocente, la infancia. Las enseñanzas de protección del medio ambiente, del uso consciente de los recursos y el reciclaje correcto de los objetos que utilizamos deben ser parte de nuestra vida diaria y deberían estar integrados en nuestra mente y nuestros corazones de la misma forma que tenemos integrados nuestros hábitos de higiene personal.

Cierto es que el daño mayor lo hacen los grandes estados y grandes multinacionales, que utilizan y ultrajan a nuestra madre tierra (como a cualquier otra mujer) sin consideración ninguna, sólo con el frío interés de enriquecerse cada vez más. Pero no por eso deberíamos perder el poder individual que tenemos cada uno de nosotros y nosotras, cómo nuestra vida y nuestra actitud hacia el cuidado de la tierra puede ser un trabajo diario, un ejemplo a seguir por nuestros familiares y amigos, y cómo uniéndonos podemos aumentar las fuerzas y alcanzar iniciativas más amplias.

Día de la tierraHonrar a la tierra es honrar a nuestra madre, es honrarnos a nosotros mismos y es honrar la maravillosa creación de nuestro universo y el papel privilegiado que ocupamos y desempeñamos en él.

Porque, aunque vivamos en una falsa ilusión de individualidad, todos somos uno, todos formamos parte de esta micro-realidad que conforma la inmensidad del universo, y si ni siquiera conseguimos sentirnos unidos por compartir un planeta, ¿de qué forma nos vamos a unir a una causa para defenderlo, para cuidarlo y protegerlo?

Los que han tenido la suerte de deambular por el universo, de alejarse del hogar y verlo desde lejos, a través del filtro del viajero que extraña y valora lo que dejó atrás, se han encontrado con algo inesperado, algo que rompió los esquemas de las mentes científicas, algo que los conectó con la religión y la espiritualidad, sólo con una simple vista desde otra perspectiva del lugar en el que siempre habían estado. En el siguiente vídeo, astronautas que han pasado por esta experiencia, cuentan cómo la vivieron y de qué forma ese viaje espacial cambió sus vidas y la concepción que tenían de este planeta y del universo del que forma parte.

Te animo a que lo veas, para que tú también te replantees tus esquemas de vida y para que puedas alcanzar la percepción de belleza y perfección que transmite nuestra pachamama vista desde el espacio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me leen

  • 6,750 hits
Follow La Psicoloca on WordPress.com

Fotos de Flickr

¿Quieres una cita conmigo?

(+34) 636600891
Sólo atiendo con cita previa
A %d blogueros les gusta esto: